Quieres que te lleguen los posts a tu e-mail?

viernes, 14 de septiembre de 2012

El origen del vestido

En uno de los primeros posts, concretamente aquí, os contaba que no lloré en mi búsqueda del vestido perfecto. Estaba confundida con respecto a mis sentimientos. Pero ahora que recuerdo esos dos días, fueron días geniales.

V venía desde fuera de Madrid, así que traté de concentrar todas las citas posibles en el mismo fin de semana.

- El viernes en un outlet en la calle Mayor? 
- El sábado en una pequeña tienda de Malasaña por la mañana y en Pronovias por la tarde.

El viernes fue la primera toma de contacto. Mis dos amigas se entusiasmaron dándome vestidos que probarme, hasta que la dependienta rápidamente les paró los pies. Luego nos dimos cuenta de que esa mujer tenía razón, teníamos que centrarnos un poco, pero sus formas no fueron las más adecuadas.

Allí me probé un vestido con un corte muy diferente al que fue el vestido definitivo. Este, aun siendo de una sola pieza, tenía en la parte de arriba una especie de corsé muy favorecedor, y la parte de abajo era como de princesa. Nada que ver conmigo. Pero... es que cuando te ves puesto un vestido como ese, sientes cosas que nunca creerías. Te miras en el espejo y dices... ay! si parezco Cenicienta antes de las 12! Y claro, dudas...

Al día siguiente, por ver un poco lo que había, fuimos al centro de oportunidades que tiene El Corte Inglés en Boadilla, bueno, creo que era en Boadilla, pero es que a mi me sacasa de mi pueblo y de Madrid Capital y me desoriento que da gusto.

El caso es que allí no había donde rascar, pero mis amigas me hicieron probarme un vestido tras otro. ¿Habéis visto ese capítulo de Sexo en Nueva York en el que Carry se prueba un vestido de novia y le empieza a salir urticaria? Pues a mí me pasó. Pero no por miedo al compromiso, no. Era del tul que me cubría el pecho, que era insufrible.

Y así fue como llegamos a El Tocador Vintage. Una maravillosa tienda en la que se pueden encontrar todo tipo de vestidos de novia y de fiesta, pero siempre con un toque distinto, algo que no encuentras en otras tiendas. Por no hablar de lo acogedora que es la tiendecita, el olor tan característico que tiene y que aun guardaba mi vestido cuando abrí su funda el gran día.

Me remonto al verano anterior cuando, en mi obsesión por documentarme todo lo posible, me hice con todas las revistas dedicadas a novias del mercado, y fue en una de ellas en la que encontré mi vestido. Yo aun no lo sabía, pero se me quedó grabado y nada iba a ser lo suficientemente bueno como para olvidarlo.

Investigué, busqué el nombre del vestido, la colección, el diseñador... y encontré a Zoe. Así se llama mi vestido. Como por casualidad encontré la página web de El Tocador Vintage, y concerté la cita, esperando encontrar mi vestido.

El trato fue estupendo, hablamos del tipo de vestido que buscaba y... voilà! Zoe me estaba esperando, casi hecho para mí, prácticamente sin necesidad de arreglos, y a un precio más que adecuado. Tuve mucha suerte, la verdad.



Y sé que volveré a esa tienda. De momento ya el año que viene tengo dos bodas, esta vez como invitada, y estoy segura de que allí podré encontrar un modelito especial, único y con ese toque distinto que no encuentras en otros sitios... (que el Sr. Ortega me perdone, pero no estoy dispuesta a coincidir con el mismo vestido con otra invitada).

Además no sólo tienes vestidos, también tocados fabulosos y el consejo sin precio de la dueña de la tienda, que es majísima. Dejad de engrosar las arcas de los que ya están forrados y apostad por los emprendedores, que está la cosa muy difícil! (y además así ahorraréis unos eurillos).

martes, 4 de septiembre de 2012

El maquillaje y un momento inolvidable

El maquillaje estaba claro: típico maquillaje que hace que parezca que no vas maquillada. Yo creo que Inés, de Valdés Sobrecueva lo consiguió con creces. Y nunca la olvidaré porque me aportó el momento de mayor paz de toda esa semana.

Ya de por sí los días anteriores a una boda son días de nervios. Pero si a ello le añadimos que estábamos en una casa con mis suegros, mis cuñados, mis sobrinas y mi sobrino recién nacido (que es un bendito y en honor a la verdad, era como si no estuviera), 4 perros y 2 gatos... Mr. Argu y yo llegamos al viernes de esa semana un pelín estresados.

El viernes tenía cita para hacerme la manicura y la pedicura. Las primeras que me hacía en toda mi vida.

Y la experiencia no pudo ser mejor. Charlamos tranquilamente y después vino el momento. Me dejó en la salita, tumbadita en la camilla, con la luz apagada, música rollo chill out (ahora ya no recuerdo si la música sólo estaba en mi cabeza, sólo sé que realmente me sentí muy a gusto) y sólo yo y mis pensamientos. Un cuarto de hora fue suficiente para cargarme las pilas y salir pitando a decorar el Ayuntamiento... pero eso ya os lo contaré otro día.

Esa noche, tal como tenía planeado y os conté aquí, dormí con mis dos mejores amigas. V quiso darme una sorpresa, que estuvo preparando desde varios meses atrás: un libro en el que mis amigos decían cosas increíbles sobre mí, recordaban momentos vividos y me daban consejos (algunos tan útiles como: para que tu matrimonio vaya bien, déjale salir con sus amigos los fines de semana...). La verdad es que no me canso de hojearlo. Y es que a todos nos gusta que nos digan cosas bonitas y nos hagan la pelota.

La cuestión es que al día siguiente, mientras me maquillaba para el gran día, estábamos charlando animadamente, sobre los planes de luna de miel, los preparativos de la boda, si estaba nerviosa o no... y recordé el libro. Sólo una lágrima cayó rodando por mi mejilla, pero fue suficiente para que un churretón negro (el rimmel waterproof aun no se había secado) adornara mi cara. Pobre Inés! Sólo le faltaba una novia llorando antes de empezar!

Menos mal que era una profesional como la copa de un pino, y con algo de psicóloga... y todo quedó perfecto.

Como ya me veía que me iba a emocionar, me dio indicaciones sobre cómo secarme las lágrimas, dando golpecitos con el pañuelo, sin frotar para no cargarse el maquillaje. Tantas veces había visto ese gesto en la tele y que me parecía tan cursi, y ahora era yo quien lo hacía... (de hecho lo he visto hace poco en un vídeo de la boda y me da vergüencilla...), y es que la boda, muy a mi pesar, tenía que tener algún toque cursi.

El peinado

Cuántas fotos recopilé con peinados preciosos, recogidos increibles, trenzas maravillosas... Para después acabar llevando el pelo suelto.

Aun recuerdo en las primeras pruebas del vestido que mi madre me decía lo bien que me quedaba el pelo recogido. Y yo le decía: mamá, no quiero correr el riesgo de parecer una vieja, los moños hacen mayor. Y es que no hay nada peor que una novia joven que parezca mayor el día de su boda. Siempre he creido que más allá del vestido, una novia no debía sentirse disfrazada, sino cómoda y natural.

Lo único que tenía claro era que no iba a llevar todo el pelo recogido. Creo que la peluquera, Montse,  recomendada a través del Twitter por la encantadora Community Manager que lleva la cuenta del Hotel & Spa Maria Manuela que algún día tengo que probar (también ella fue la que me recomendó a la maquilladora), se habría tirado de los pelos (nunca mejor dicho) si yo hubiera tenido más días para probar peinados. Y es que me costaba mucho decidirme.

En las fotos lo veía maravilloso, en otras personas, pero cuando lo probaban en mi... eso ya era otra historia. Montse me decía que a veces pasa, que si estás acostumbrada a llevar el pelo suelto, o como mucho en una coleta o un moño sencillos, no acabas de verte con otras cosas. Así que, a riesgo de pasar un poco de calor durante el reportaje fotográfico por el maravilloso día que hizo, llevé el pelo suelto, como cualquier otro día de mi vida, aunque, claro está, con un poco de alegría, gracias a la infinita paciencia de Montse y su plancha. Un par de horquillas ayudaban a mantenerlo hacia un lado, para poder lucir así la preciosa espalda del vestido, que me enamoró desde el primer momento, pero eso ya es otra historia, que contaremos en otro post.

lunes, 3 de septiembre de 2012

La despedida de soltera. Capítulo I

Hace varios meses, una noche entre semana, después de salir a tomar algo con unos amigos recorriendo las calles del barrio de Chueca, el interesantísimo Mercado de San Antón, y tras cenar en La Bardemcilla, llegué a casa y me encontré un sobre en mi cuarto de baño.

Contenía unas instrucciones. Lo principal era que cada jueves desde esa fecha (ese día era jueves) tenía que dejar preparado por la noche un macuto (especificaba que tenía que ser un macuto) con una serie de cosas. No recuerdo todas, por supuesto, pero algunos de los importantísimos enseres que debía llevar conmigo eran los siguientes:

- cantimplora
- rollo de papel higiénico
- bikini
- toalla
- calzado cómodo
- sandalias
- 1 metro de cuerda
- todo aquello que yo considerase necesario

Uno podría pensar por esa lista que me iban a llevar de camping o algo así. Yo tenía claro que al menos la mitad de las cosas que me pedían eran para despistar.

El caso es que esa noche, con mis nervios característicos, me puse a hacer el macuto, a las tantas de la noche y con cierta taquicardia. No podía evitar ponerme más nerviosa con el tema de la despedida que con la boda, preguntándome continuamente quienes vendrían, a dónde me llevarían, qué harían conmigo. Y me dieron las 6 de la mañana haciéndome esas preguntas, hasta que caí en la cuenta de que ese fin de semana no podía ser, ya que una de mis más íntimas amigas ese fin de semana estaba con un tratamiento que le impedía beber, y ese tratamiento lo había comenzado cuando ella misma había querido. Y por fin pude dormir en paz.

Pasaban los días y seguía haciéndome preguntas y aumentando mi nerviosismo. Incluso la tensión con Mr. Argu iba en aumento, tal era mi estado de nervios.

Un viernes fuimos a tomar algo unos cuantos amigos. Acabamos en un karaoke cantando canciones de Raphael, Rocío Jurado, etc. Sí, podéis imaginar que yo no estaba bebiendo Fanta de limón precisamente. Mr. Argu estaba tan animado como yo y quería que nos quedásemos más, pero el resto de la gente se fue desinflando y decidimos irnos a casa.

A la mañana siguiente... din don Suena el timbre, y mi cabeza a punto de estallar. Estaba sola en casa y pensé en quién podría estar llamando a la puerta. - Un comercial de Iberdrola o cualquier cansino inoportuno de los que no te dejan dormir en fin de semana. Din don, vuelve a sonar. Mierda! Qué insistencia. No será que.... ay, Dios, no, por favor, que no sea, que no sea. No quiero ser la primera despedida de soltera de la historia que ya empieza con resaca su homenaje.

Bingo. Ahí estaban. Grabando incluso con cámara de vídeo mi careto, mis ojeras y mi peinado despeinado de buena mañana. Pedí permiso para una ducha rápida durante la cual estuve a punto de echarme a llorar. Maldije a Mr. Argu por animarme a tomar copas y copas sabiendo él que al día siguiente vendrían a buscarme.

Y entonces comenzó. El día más surrealista de cuantos he vivido en el año entero de preparativos de la boda...

martes, 14 de agosto de 2012

Cómo surgieron las invitaciones

Siempre tuvimos idea de hacer unas invitaciones originales. Al comienzo de la preparación la idea inicial era haber hecho unas invitaciones en formato tarjeta de embarque. Y estuvimos a puntito de hacerlas así, pero como lo que teníamos claro era que los nombres de las mesas serían títulos de canciones o nombres de grupos musicales, cambié de idea.

Quise que los elementos más representativos de la boda tuvieran un tema común: la música. Porque para nosotros había sido muy importante, nos había unido muchas noches frente al ordenador, compartiendo canciones y dándonos a conocer nuevos cantantes y grupos.

Y encontré una idea de cómo presentar las invitaciones, en el blog del que ya os he hablado en alguna ocasión MUY MOLÓN, que son unos chicos la mar de majos y de los que no dejo de aprender, los recomiendo al 100%. Os pongo algunas fotos que me sirvieron de inspiración:




Las cajitas las montas tú mismo en casa. Se compran por internet en la página de Self Packaging. Venden muchas cositas para hacer paquetes originales de mil formas. Te mandan las cajas desmontadas y un rollo de goma negra que será el cierre de la cajita. 

Luego las impresiones de fuera con nuestras iniciales las hice comprando unos sellitos de letras y una almohadilla de tinta en la página Holamamashop.

El cascabel pequeñito lo compramos en los Almacenes Cobián, que hay en la calle Pontejos. Tienes mil abalorios y cosas para hacer manualidades y había cascabeles de todos los tamaños.

En cuanto al interior de las cajitas, las palabras que os dirigimos las escribí yo invitación por invitación con un Pilot de color negro. Bajo nuestras palabras, pusimos un sellito que compré en Tiger (venden un estuche con 6 sellitos con su almohadilla de tinta correspondiente). 

Y finalmente el plano lo encontré por internet, hice una copia, lo calqué, lo coloreé y escaneé en el tamaño adecuado y después sólo había que recortar y pegar.

La idea de que el cd imitara a un vinilo surgió para hacerlo más atractivo y especial. Recordaba que un cd original de algún grupo que no recuerdo era exactamente así, imitando a un vinilo, con surcos  y todo y nos parecieron perfectos. Los compramos por internet, pero no recuerdo la página. 

Quedamos muy contentos con el resultado, y al parecer, los invitados también, ya que hemos recibido muchas felicitaciones y nos han llegado a decir que era la invitación más bonita que habían visto jamás. No sé si tanto, pero lo que está claro es que pusimos todo nuestro empeño en ello.

DATO CURIOSO Nº 3: Sabéis que no llegamos a ver ningún restaurante ni finca más donde celebrar la boda? Siempre tuvimos claro que ESE ERA EL LUGAR

lunes, 13 de agosto de 2012

Mañana ya hará un mes...

Confesaré que aun no he sacado el vestido de novia de su funda. Según recuerdo no acabó con demasiados desperfectos, sin contar con la mancha de vino tinto en el pecho y los bajos de un tono negro que nada tenía que ver con el color inicial del vestido.

Cuando empecé a colocar las cosas y deshacer maletas a nuestro regreso de la Luna de Miel y vi algunos detalles de la boda, como botellas de vino que sobraron, algunos carteles de las mesas, los cuadernillos donde mis sobrinos dibujaron... pues me invadió una nostalgia difícil de explicar, y que creo que sólo si lo has vivido puedes llegar a entender.

Y es que cuando se acerca la fecha tienes una mezcla de sentimientos: quieres que llegue la fecha, que pase todo, que se olviden los nervios, el insomnio; y a la vez te da pena que pase, porque si todo va bien, es algo que nunca volverás a vivir. Tener a toda la gente que quieres (o al menos todos los que pudieron asistir) reunida celebrando lo feliz que eres y deseándote que lo sigas siendo por el resto de tu vida es algo excepcional. Y si eso se mezcla con la cantidad de tiempo invertido en pensar cada detalle, cada momento de un día en concreto... pues ahora siento cierto vacío y me hace necesitar algún tipo de proyecto que tener entre manos.

Así que hago un llamamiento a las futuras parejas casaderas: YO OS AYUDO!

Durante la boda, uno de los invitados me dijo: "Está todo muy bien organizado. Podrías dedicarte a la organización de eventos". Supongo que sí que podría, de hecho he estado casi 6 años de mi vida haciéndolo, y si cambié de ocupación fue porque necesitaba aprender otras cosas y ver otros mundos, pero no porque no me llenase. De hecho es el trabajo más estresante que he tenido jamás, pero no puedo decir que no fuera estimulante o motivador, y eso es algo que todos en nuestros trabajos deberíamos poder sentir: que disfrutas haciendo lo que haces. Aunque todos sabemos que eso no es fácil y mucho menos en los tiempos que corren.

Bueno, a lo que iba, que no he abierto la funda del vestido ni lo he llevado a la tintorería porque temo que al abrirlo y verlo de nuevo, no en fotos ni en vídeos, sino en persona, pudiendo tocarlo, me dará un berrinche de esos en los que no puedes parar de llorar, echando de menos algo que viví y que no volverá.

Poquito a poco... poquito a poco...

DATO CURIOSO Nº 2: El día de la boda Mr. Argu y yo hacíamos 6 años de novios y hacía un año exacto desde la proposición de matrimonio. No se me ocurre mejor manera de celebrar un aniversario





viernes, 10 de agosto de 2012

Os he echado de menos

Ha pasado ya casi un mes de la boda, y un poco más desde que os dejé colgados con el blog. Os pido perdón por ello, sobre todo a Mr. Cow, que siempre que me veía se encargaba de decirme lo muy enganchado que estaba a mis historietas.

Dedicado a él va este nuevo intento por retomar el blog, cosa que no es fácil, porque como ya os conté aquí, la constancia no está dentro de mis virtudes.

En los próximos posts intentaré explicar cómo fueron los últimos días de solteros, los porqués y el cómo se hizo de algunos de los elementos que conformaron la boda, los detalles que me llevaré siempre en el corazón ese día... Ayyyy, que me emociono!!!

Espero que lo cojáis con ganas, porque cuanto más vea que me leéis, más ganas tendré yo de seguir compartiendo experiencias.

Un beso a todos y se me olvidaba... FELIZ VERANO! (y feliz ola de calor.....)


DATO CURIOSO Nº 1: Sabéis que tanto la madrina como el hermano del novio se dejaron sus trajes en casa? El hermano finalmente fue con un traje prestado y la madrina tuvo fácil solución: se lo llevamos nosotros cuando fuimos desde Madrid. Estos genes despistados...


lunes, 28 de mayo de 2012

Esperando confirmaciones o cancelaciones

No os hacéis a la idea de lo fácil que me ha resultado organizar la boda aun siendo a distancia, salvo un pequeño e ínfimo detalle: los invitados.

Primero está la lista de invitados, incluyendo aquellos en los que tú nunca habías pensado pero que a tus padres por algún motivo les parece imprescindible que invites, aun cuando si te cruzaras por la calle con esas personas, no sabrías ni quienes son.

Luego organizas la entrega de invitaciones, estas en persona, estas por correo, estas a través de fulanito...

Pero el momento realmente álgido es cuando comienzas la cuenta atrás, cuando necesitas saber cuanto antes cuántos asistentes realmente tendrás, para que cuadren las cuentas, para darle al restaurante el nº exacto de comensales y que no te cobre de más, punto realmente importante cuando vas achuchado de pasta.

Llegados a este punto se producen situaciones tan surrealistas como:
  • Que tu padre siga haciendo recuento de primos y se percate de que se ha dejado a uno, o a dos, o... tiene que volver a hacer recuento.
  • Que tu madre se desentienda y diga que si TÚ has decidido invitar a unos y a otros, es problema TUYO confirmarlos. Cierto es que la boda es mía, pero... sinceramente, no todos los compromisos son míos, ni fue idea mía invitarlos.
Y prefiero no seguir dando detalles, porque me caliento.

Pero no toda la problemática surge en torno a la familia, porque todavía a día de hoy seguimos "persiguiendo" a algunos de los amigos intentando ya no sólo que nos confirmen si podrán o no venir, sino a algunos incluso poder entregarles nuestras preciosísimas invitaciones, de las que por cierto hemos tenido que hacer una segunda edición.

También, pese a la crisis, nos encontramos en una época de Baby Boom, y entre las invitadas cuento al menos 4 embarazadas, con el riesgo de cancelaciones de última hora que esto supone, y claro, pobrecitas, que bastante tienen ellas con lo suyo, que no se pueden ni ver los pies, como para pensar en dónde van a estar ellas dentro de... exactamente 47 días.

El tiempo vuela, así que si estáis leyendo esto, estáis invitados y no nos habéis comunicado si venís o no venís, por favor, os agradecemos que nos informéis.  Si venís, disfrutaréis de una gran fiesta, y si no, pues no pasa nada, no os vamos a mirar mal, ni a guardar rencor, que cada uno tiene lo suyo y están los tiempos muy difíciles, pero avisad con tiempo!!!

Mil gracias

viernes, 25 de mayo de 2012

Una mujer de principios

Desde siempre he sido una mujer de principios. Ahora, de finales, más bien poco.

Bastante me sorprende haber acabado el Instituto y haber hecho incluso la selectividad, pero llegó un momento, tras repetir 2 cursos, que ya no podía quedarme más tiempo allí, y mucho menos sola, sin mis amigas, porque entonces ya si que no acababa ni de broma.

Luego empecé una carrera, la que yo creía más adecuada para mí (y también aquella para la que me daba la nota), pero no estaba yo muy centrada por aquel entonces.

También hice un ciclo de Integración social, que tenía unas prácticas durante 6 meses. Pues cuando llevaba 3 meses, las dejé. Decir que al año siguiente retomé las prácticas en otro sitio completando así los 6 meses, pero... decidí que tampoco era ese mi camino profesional.

Y tras un tiempo dedicada a la industria textil, más concretamente incrementando las arcas del Sr. Amancio, un viaje a Mallorca con mi hermana cambió mi rumbo. Fue un viaje de domingo a domingo en un Todo Incluido de lo más austero, con marcas de bebidas tipo Maritrini, Ron Frugal y Tequila Jose Ciervo. Desde el domingo hasta el jueves estuvo lloviendo. El viernes me tosté al sol y me dio una reacción alérgica que tuve que pasar el sábado a la sombra y el domingo regresamos.

Por qué cambió este fracaso de viaje mi rumbo? Pues porque en esos días lluviosos hicimos varias excursiones, y viendo a los guías me moría de envidia y pensé que ese era el trabajo que yo quería desempeñar. Unos cuantos años después, sabréis que no me dedico precisamente a ser guía, pero bueno, por lo menos estoy en el mismo campo, he viajado y tampoco me siento especialmente frustrada y tengo una estabilidad, lo cual es mucho con los tiempos que corren. 

El tema de mi inconstancia se está trasladando ahora al tema de la boda, porque empecé los preparativos con mogollón de ganas, estaba en casa todo el día preparando e ideando cosas, y tantas cosas preparaba, que al final lo tengo todo a medias.

Pongo algunos ejemplos:

- Comencé un ramito de fieltro para las damitas de honor (las sobris de Mr. Argu), y por fin logré acabar uno, pero el otro aun ni lo he empezado.
- Comencé un invento para llevar las alianzas, pero lo tengo a medias
- Pensé en hacer yo misma los muñequitos de la tarta, pues tengo ya la novia, pero sin ramo, y el novio aun no está hecho.
- Empecé a hacer una especia de guirnalda con nuestros nombres, pues, no tengo hechas ni 4 letras, y me temo que eso si que no lo voy a terminar, porque no me convence nada el resultado.
- Menos mal que las invitaciones las hice casi todas de un tirón, porque aquellas que no hemos entregado aun, porque no conseguimos quedar con la gente las tengo sin hacer, y las voy haciendo sobre la marcha.

Y creo que no hay nada más, pero lo que si he conseguido es dominar mi impulso de comenzar más cosas nuevas. Muchos principios, pero pocos finales.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Para estar bella hay que sufrir... pero tanto?

Os preguntáis qué tal me fue ayer con la limpieza facial? Pues os diré que ya sé el significado de "y más". Concretamente quería decir: y te voy a putear como nunca en tu vida.

En muchos sitios te abren los poros con vapor. Aquí no. Aquí me echaron un pringue que según la chica estaba mucho mejor, y abría los poros igualmente.

Y entonces empezó lo bueno. Por mucho que aquella chica me llamaba cariño, cielo, reina o corazón, en mi cabeza sólo sonaban palabras malsonantes, a la vez que me caían las lagrimitas. No es que llorase de dolor como cuando te caes o te dan un balonazo en plena cara (algún día hablaré de esto), es que lloraba como cuando me hice el piercing en la nariz, es algo automático: te estrujan la nariz? pues se te cae la lagrimita.

Lo cachondo fue cuando me intentó convencer de que Mr. Argu (al cual ella no conocía ni creo que le vea nunca el pelo), se tenía que hacer también una limpieza facial, además de hacerse las cejas. Me tranquilizó diciendo que no quería hacerle las cejas en plan metrosexual, sino más bien en plan varonil.

Bastante aguanté yo como para llevar a Mr. Argu, que me arriesgo a que me pida el divorcio sin habernos siquiera casado.

Después de estrujarme cada poro de mi cara, me puso un ácido, sí, sí, un ácido. Lo bueno es que la tía ni disimula. Es como si en la carta del chino pusiera "Gato Agridulce" en lugar de cerdo, sinceridad al máximo. Y me dice "te va a picar un poco". ¿Sabéis cuando os quemáis por el sol? Pues esa era la sensación multiplicada por 100.

Después de eso me aplicó una mascarilla, no sin antes advertirme "esto te va a picar más". Ya no pude más, y tuve que decírselo: "Tú te estás ensañando". Ellá se rió, y me dejó ahí como un cuarto de hora, tumbada en la camilla, mirando al techo, y pensando que esta experiencia tenía que contárosla.

Cuál fue el resultado? Por supuesto cara enrojecida, alguna que otra herida por estrujamiento de más, y una firme promesa: NO ME ACOSTARÉ SIN LAVARME LA CARA Y ECHARME CREMA HIDRATANTE, PORQUE YO AQUÍ NO VUELVO NI LOCA

martes, 22 de mayo de 2012

Las novias se cuidan la piel (eso dicen...)

Cuando me hice la prueba de maquillaje, la maquilladora me impuso como castigo usar por la mañana y por la noche tanto crema hidratante como contorno de ojos. Por lo visto la piel que rodea los ojos es 5 veces más fina que la del resto de la cara, por lo que tiende a deshidratarse fácilmente. Además, Madrid tiene un clima muy seco. Yo viviendo aqui no lo noto, pero cuando me voy a Asturias o al Caribe (sí, algo tienen de parecido Asturias y el Caribe, y no hablo por supuesto de las cálidas aguas), noto las manos supersuaves, sin necesidad de echarme cremitas ni nada.
También me dijo que 15 días antes de la boda tenía que hacerme una limpieza de cutis. Por supuesto, con la feminidad y coquetería que me caracteriza, no me he hecho una limpieza de cutis en mi vida.
La maquilladora me dijo que no era la única, y que sus clientas, cuando les preguntaba cuánto hacía que no se hacían una limpieza, el 90% respondía "uff! desde que me casé..."
Total, que aprovechando las ofertas de Groupon, Letsbonus, Groupalia y demás, a las que Mr. Argu es adicto confeso, me compré un bono, y hoy es el día en que voy a utlizarlo.
Diréis: pero si aun faltan 2 meses! pues sí, pero quiero probar, ver si se nota la diferencia, y saber si en ese sitio me dejan bien para volver o me dejan la carita hecha un Cristo.

Vamos, que hoy tengo cita para que me hagan exactamente: "Tratamiento de higiene facial con limpieza, peeling, masaje, extracción de impurezas y más".

Francamente, me inquieta el punto "y más"... Ya os contaré.

lunes, 14 de mayo de 2012

Ensayando el baile

Como ya os comenté aquí, necesitábamos urgentemente una profesora de baile, por muy sencillo que fuera lo que queríamos hacer.
Afortunadamente, contamos con una amiga que es un tesoro, que se armó de paciencia este sábado, y lo que nos queda, y nos ha enseñado algunas cosillas. Y menos mal, porque si de algo nos sirvió la clase fue para ver más claramente nuestras limitaciones.
Y otra cosa que a lo tonto me hace profundamente feliz es que los dos somos tan desastre que ni siquiera vamos a discutir diciendo "es que esto lo haces mal", porque... ninguno de los dos puede presumir.
Acabé agotada y dormí como un bebé. Esto cuenta como ejercicio físico y así poder librarme de la elíptica, no? Al menos, eso es lo que piensan mis piernas...
Estoy deseando ver la mejoría, porque otro de los puntos positivos es que SÓLO PODEMOS IR A MEJOR.

Eligiendo el vino para el banquete

Cuando fuimos a la prueba del menú, nos dieron 2 opciones de vino blanco y 2 de tinto. Y no nos gustaron los tintos. Pero a través de mi hermano pudimos conseguir otras opciones, con un distribuidor amigo suyo, aunque todavía teníamos que elegir entre 2 opciones.
Y ayer, con unos amigos, organizamos una cata a ciegas. Fue divertido intentar adivinar cuál de los dos era el mejor (o al menos el más caro), y hacernos los entendidos diciendo si sabía a madera, afrutado o incluso a minerales. No me lo invento, lo ponía en la botella.
El caso es que yo acerté. Por algo Mr. Argu me dice que yo podría ser una "super nariz", una persona de esas que se dedican a catar vinos, o aceites, o incluso aguas! Hay gente que hace catas de agua!!! Que ya me los imagino "este sabe a cañería, este al agua de la fuente de mi pueblo...".
Esperamos que a los invitados les guste el vino tanto como a mí, que para no gustarme el vino tinto ya me contaréis qué hacía yo con los labios negros de tanto beber.
Y si no, pues siempre nos quedará el kalimotxo...

Novia nerviosa, novia que adelgaza?

Hace algunas semanas volví a plantarme frente al espejo y deprimirme. Ya sabía yo que no era una novia de las normales, de esas que adelgazan. Yo me siento más identificada con esas que salían en el reality del que os hablé aquí.
Así que, dado que lo del ejercicio no es lo mío, aunque me esfuerzo, me planteé al menos obligarme a comer mejor. Reducir el consumo de patatas fritas, y aumentar el de verduras y fruta. Además de desayunar siempre (cosa que me saltaba a la torera), cenar ligero sin hidratos de carbono y ayudarme de alguna de esas cremas que tanto prometen y luego... pues parece que algo también funcionan.
Dos semanas después de mi propósito puedo decir que he bajado un par de kilillos, y me veo algo menos de barriguita, así que si es justo de ahí de donde estoy bajando el peso, pues genial. El problema vendrá como pierda culo, pecho o piernas, y la barriga se quede ahí, perenne y desafiante.
Seguiré con mi plan de mantenimiento, quitándome de ciertos caprichos y anhelando comerme una hamburguesa al más puro estilo americano. (Aunque también tengo que admitir que el sábado cené una barbacoa de lo más completa, eso sí, con choricitos light, claro ;-)

Lista de tareas a 2 meses.... ayyy, ya siento la presión!

Faltan sólo dos meses. Habitualmente no siento nervios, sólo cuando me acuerdo, que es el 80% del tiempo, jeje.
Hoy soñé que se me caían todos los dientes, se me quedaban los dientes de abajo medio colgando, como si llevase una dentadura postiza... ahora es cuando me decís "pues eso significa no se qué o no se cuánto". Para mi sólo significa una cosa: que hoy he vuelto a dormir mal.

Hago repaso de la lista de tareas pendientes, según las revistas especializadas, y que valen un Congo:
  • Decidir el vestuario de los pajes y damas de honor. Nuestros pajes y damas de honor serán nuestros sobrinos, que están los 4 para comérselos. Ellos ya tienen su trajecito (el de la ceremonia, que luego se plantarán su disfraz como todos los peques), algo sencillo y cómodo para ellos. Lo han escogido sus padres, siempre preguntándome si me parecía bien o no, y por supuesto me parece perfecto. Y en cuanto a ellas, últimamente están en pleno estirón, así que para evitar que lo que le compren se les quede pequeño, esperaremos a un mesecillo antes o así. Intentarán ir más o menos en los mismos tonos que los niños y arreglado. Además, las niñas irán con un ramito de flores hecho por mí, con fieltro. Bueno, en realidad sólo he acabado uno, pero el otro lo hago en un periquete. Qué gracia me hace esta palabra, periquete. Voy a buscarla en el diccionario para saber exactamente lo que estoy diciendo... Pues vaya decepción, simplemente es "brevísimo espacio de tiempo". Pensé que tendría varios significados.
  • Escoger los detalles de regalo para los invitados. En este sentido vamos a innovar, es decir: no vamos a dar nada. Por nuestra experiencia sabemos que si te dan regalito en una boda, pues muy bien, pero... si no te lo dan, tampoco creo que lo eches de menos. Así que lo que no nos gastamos en esto, lo gastamos en poner algo mejor en el menú, y seguro que eso sí que lo nota y lo agradece la gente. Quizá haya quien lo critique pero... creemos que es lo mejor.
  • Elegir el menú y la tarta nupcial y degustarlos. Esto ya lo hicimos cuando fuimos antes de Semana Santa. Como os conté, quedamos super contentos y ya tenemos prácticamente todo decidido. Estamos seguros de que será un éxito porque la prueba fue una pasada.
  • Reunirse con los discjokeys para decidir el tipo de música para la ceremonia, el cocktail y el banquete. No nos hemos reunido, porque el proveedor está en Asturias, pero si tenemos pensado pasarle una lista de canciones que queremos que suenen, y otras que no queremos que suenen (del tipo King África, Mayonesa, y similares). Espero que nadie las eche de menos.
  • Alianzas. Ya tenemos las dos. Mr. Argu fue el otro día a recoger la suya, y yo la mía la tengo desde hace ya bastantes semanas.
  • Ramo. Esto va a ser complicadillo de hacer a distancia, pero la florista ya me ha dicho que 15 días antes de la boda tenemos que tener claro qué flores quiero. No me aclaro!!!
  • Zapatos. Tenemos los de los dos. Y este fin de semana los hemos empezado a usar por casa, para intentar evitar rozaduras y demás. Espero que no nos den disgustos el día de la boda, que las heridas en los pies es algo super molesto.
Y por el momento parece que vamos bien. Hoy hemos recibido nuestro primer regalo de bodas de alguien que no es familiar, y nos ha hecho una ilusión enorme, la verdad. Qué sentimientos encontrados tengo, que quiero que llegue el día y a la vez me da pena porque se acaben todos los preparativos y ya todo quede en el recuerdo...

viernes, 11 de mayo de 2012

Recordando la única despedida de soltera a la que he ido

Hace un año estaba de despedida de soltera. La única a la que he asistido. Y puedo decir que fue muy divertido tanto prepararla como la despedida en sí. Hago un resumen de lo que recuerdo, porque fue un fin de semana bastante intenso.

Todas esperábamos a la novia escondidas en una habitación del hotel Gaudí (en Gran Vía). La habitación tenía terraza con minipiscina, una cama de matrimonio y un sofá cama también de matrimonio. Aunque la despedida fue en Madrid, no queríamos que volviera a dormir a casa, así que algunas pensábamos quedarnos a dormir con ella allí, además de que era un buen sitio donde reunirnos todas y comenzar la fiesta.

Le dimos una carta con instrucciones, que no debía abrir hasta una hora determinada del sábado por la mañana. Dentro de la carta le indicábamos qué autobús tenía que cogerse, con el dinero suficiente para coger el autobús.

Al llegar a Moncloa tenía que dirigirse a una de las tiendas del intercambiador y dando una contraseña que la haría pasar bastante vergüenza le daban otro sobre con instrucciones y un ticket de metro. Luego la novia nos contó que le parecía que a su alrededor todo el mundo estaba compinchado. Hubiera pagado por verla por un agujerito, sin saber nada, tan indefensa, y tan graciosa.

Al llegar a Gran Vía tenía que llamar a un teléfono (el de Mr. Argu, por cierto), que le decía dónde tenía que ir a por más instrucciones. Al llegar a la pizzería donde le daban más instrucciones (siempre dando la sonrojante contraseña) ya sabía que tenía que reunirse con nosotras en un hotel. Lo que no sabía era que en la recepción tenía que hacer referencia a la reserva a nombre de Zorrupia.

Cuando llegó a la habitación, la recibió su hermana vendándole los ojos, y a continuación tenía que buscarnos a todas y reconocernos. Nos reímos taaaaanto!!!

De ahí ya fuimos a pasear un poco por Madrid (la disfrazamos de futbolista, con toda la equipación, balón incluido), y el primer sitio al que fuimos a tomar algo fue... al 100 Montaditos! con la manía que le tengo! Pero la verdad es que estuvo genial, todos los clientes le hacían comentarios y de vez en cuando gritaban Viva la novia!!!

V le hizo un test al novio con preguntas algo comprometidas, y le hicimos el mismo test a ella a ver cuántas respuestas coincidían... no muchas, pero dio lugar a unas buenas carcajadas. Y luego le hicimos un encargo a la novia: tenía que ponernos una banda de Miss a cada una, poniendo alguna cualidad, característica o lo que se le ocurriera. Por si tenéis curiosidad, os diré que yo fui Miss Explótame Explo, por la canción de Rafaella Carrá que tantísimas veces habré cantado con la novia y su hermana.

Yo me encargué de preparar un Pasapalabra con preguntas sobre la vida de la novia, y me reí mucho preparándolo. En una cartulina grande hice un agujero circular por el que cupiera la cabeza, y pegué alrededor del agujero circulitos de otro color con todas las letras. Acertó todas y nos echamos unas buenas risas.

Ahí nos separamos de algunas de las asistentes, porque fuimos a los baños árabes que hay en la calle Atocha. Queríamos que hubiera una parte también de relax en la despedida, y además en esa parte se nos unieron la madre y la tía de la novia, que les hacía ilusión estar presentes en un día como ese, aunque no fuera todo el tiempo. Y allá que nos fuimos, un poco achispadas por los tintos de verano y las cervezas, y a ser regañadas permanentemente por los empleados de los baños, que nos pedían silencio todo el rato. Qué pesados!!!

Después de eso volvimos al hotel, nos aseamos un poco y nos dirigimos al Calderón. En los bajos del estadio había un restaurante especializado en cenas de despedida de soltero/a, y que esa noche era temático de los 80. Después de cenar nos fuimos a la Latina y a Las Vistillas (eran las fiestas de San Isidro). La novia cada vez que veía una limusina con despedidas de soltera se encaprichaba y decía que quería ir en una, que ella la pagaba. La pobrecita estaba tan contenta que ni se dio cuenta de que no llevaba ni un puñetero duro.

Acabamos la noche en un karaoke, cantando canciones de Rafaella Carrá, haciéndonos colegas de unos chulapos que cantaban canciones de Nino Bravo.
Y a la mañana siguiente a pasar la resaca en remojo, en la minipiscina de la terraza y torrándonos al sol, dejándonos unas marcas que no pasarían desapercibidas el día de la boda, que era el fin de semana siguiente...

Decir que fue un fin de semana divertidísimo, que guardo un recuerdo super especial de entonces, y que deseandito estoy de pasarlo igual de bien con mis amigas, porque si lo pasé así de bien con una panda de desconocíais... es que mi despedida va a ser la bomba!!!

lunes, 7 de mayo de 2012

Despidiéndonos de la soltería

Este fin de semana Mr. Argu ha estado con sus amigotes de la carrera de despedida de soltero. Se lo han llevado a Granada. No se puede decir que yo haya colaborado mucho en el tema ni haya sido muy cómplice, porque no ha hecho falta, la verdad. Lo más que hice fue intentar despistarle con la fecha cuando accidentalmente se enteró de cuándo era. Pero... si tenía que saberlo tenía que saberlo, así que al final acabó confirmando sus sospechas.
Me preguntaban mucho que si sabía cuándo iba a ser la mía, y lo cierto es que no tengo ni la menor idea. De lo que estoy segura es de que mi amiga V estará sufriendo porque la gente no la hace caso o no colabora (en todas las despedidas siempre alguien lleva la voz cantante, y el resto simplemente se dejan llevar).
Yo sólo he organizado una. Bueno, en realidad también participé en la organización de otra, pero como finalmente no pude ir, pues casi como que no cuenta porque no pude ver el resultado final.
La cuestión es que inevitablemente en la organización de una despedida nos encontraremos con las siguientes personas:
  • La que critica lo que le parece mal, pero sin aportar nuevas ideas, sólo destruyendo las de otros
  • La que no responde en ningún momento y finalmente dice "ah!, pensé que lo sabíais, no puedo ir"
  • La que piensa que conoce al homenajeado mejor que nadie y por tanto cree que tiene las mejores ideas
  • La que aporta sus ideas y si no se hace lo que quiere, pues no va y punto
Y luego están los que simplemente guardan silencio, se hacen de rogar, y luego a lo mejor te dan la sorpresa el mismo día siendo el/la más fiestero/a y piensas "y todo esto por qué no se te ocurrió antes?"
Se me olvidaba, también hay quien se olvida que el motivo de reunirse es homenajear al novio/la novia, e intentar hacer cosas que le puedan agradar en lugar de buscar el propio interés.

Con todo esto simplemente pienso... ay... qué me estarán preparando? Estarán haciendo sufrir mucho a V?
Chicas! Ayudadla un poco!!!

viernes, 13 de abril de 2012

Lista de tareas a 3 meses de la boda

Mañana es día 14, y eso significa que... faltan sólo 3 meses!
Vuelvo a hacer recuento, a ver si estoy al día de todo lo que hay que hacer según las revistas de bodas, que tan sabias son:

- Elige los complementos del vestido de novia. En cuanto a joyas, hablé con mi madre y me dijo que me enseñaría 2 pares de pendientes que tiene ella y que quizá vayan bien con mi vestido. Y si no, hablaré con la madre de Mr. Argu, que seguro que algo podrá encontrar.
La ropa interior la tengo desde hace mucho, como ya sabéis, y la liga me la regaló mi cuñada cuando estuvimos en Asturias esta última vez arreglando cositas. Es muy mona, sencilla y con su correspondiente lacito azul para cumplir con la tradición.
Los zapatos los tengo aparcados en la habitación, y de vez en cuando me los pongo y ando como un pato por el parqué de mi casa, haciendo un ruido tremendo con los tacones.
Y hace algunos días me compré un par de tiras de encaje pensando si me podría hacer yo sola una especie de tocado para hacer más bonito mi peinado... aun no he probado nada, porque quiero encontrar un botón de nácar bonito.

- Elegir el traje del novio. Mr. Argu tiene planeado ir mañana a otra tienda de alquiler de chaqués con su madre. Sabéis que se lo toma con calma.

- Escoger las alianzas. Yo ya tengo la mía, aquella que me tocó en el sorteo, tal como os conté aquí, ya adecuada a mi minidedo y preciosa. Y Mr. Argu ha mirado en varias joyerías, y creo que ya tiene claro lo que quiere y dónde lo puede encontrar. Así que este detalle está al caer.

- Abrir la lista de boda en el establecimiento seleccionado. Nosotros, como ya os conté aquí, hace mucho ya que nos abrimos una cuenta común, y en ella ya tenemos ingresaditos dos super regalos de familia. Abrimos también una lista de bodas en bodaclick, con muchas cositas preciosas para la casa que probablemente no nos podamos quedar, porque hay que pagar todos los gastos primero, pero quién sabe...

- Encargar y enviar las invitaciones. Muchos la tenéis ya. Pero sí es cierto que hay unos poquitos que aun no la han visto, y aun estamos con el proceso de entrega, y nos quedan algunas por dar. Algunas tendremos que enviarlas por correo, y otras, encontrar el momento, que no siempre es fácil.

- Determinar la distribución de las mesas durante el banquete. Inicialmente habíamos elegido un salón más rústico, con paredes empedradas y rectangular, pero cuando volvimos a ver los salones y nos dijeron que el otro estaba libre... no nos pudimos resistir. Es bastante más cuadrado y amplio, y creo que nuestra mesa estará en el centro, y a partir de ahí ya iremos trabajando en función de las confirmaciones para colocar las mesas a nuestro alrededor.

- Reservar el coche de alquiler. Gracias al Sr. Cutuli, no tenemos que alquilar coche (ni creo que lo hubiéramos hecho de todas formas), ya que tiene un flamante BMW precioso que ya ha servido de comodín en alguna otra boda, y del que saldré estupenda al llegar al Ayuntamiento.

- Seleccionar el servicio de fotografía y vídeo y fijar la fecha. Cuando estuvimos en Asturias nos reunimos con el que será uno de nuestros 2 fotógrafos. Creo que nos entendimos muy bien y hace fotos del estilo que nosotros queremos. En cuanto al vídeo, es un extra que desde el primer momento pensamos que no íbamos a poder permitirnos. Pero unos amigos nos han dicho que llevarán su videocámara y que nos grabarán por lo menos en la ceremonia. Así podremos tener ese recuerdo para nosotros, que luego con los nervios nunca se presta atención a los detalles y no te acuerdas de nada.

- Reservar los billetes para la luna de miel. Bufff! No iba a dejar que me pasase eso de En casa del herrero, cuchillo de palo, así que los billetes están no sólo reservados, sino emitidos desde el mes de noviembre. Y volaremos, siempre con permiso de Iberia y sus pilotos huelguistas.

- Ponerse en forma y estar tonificada. Mierda! Sigo sin correr, sin hacer pesitas, ni nada de nada. Lo único que hago es comer, y por más que Mr. Argu me dice que si salimos a correr, nunca me parece un buen momento. Creo que necesito que alguien que no me conozca de nada, tipo Personal Trainer me llame puta y me diga que tengo que hacer ejercicio antes de que reviente las costuras del vestido. Si no... seguiré como siempre. Al menos parece que aun estoy a tiempo de mejorar algo.

- Contratar la música. Estamos en ello. Esta es la principal tarea de la que se ha hecho cargo Mr. Argu, así que si hay algún fallo, ya sabéis para quién son las culpas. jeje

- Primeras pruebas de maquillaje y peluquería y primeros cuidados de la piel. Cuando estuvimos en Asturias fue una de las cosas que hice, las pruebas de maquillaje y peluquería. Quedé bastante contenta. Aunque la maquilladora me dijo que viviendo en Madrid tenía que estar todo el día hidratandome y empezar a usar una crema específica de contorno de ojos. Así que en ello estoy, con mi ritual de por la mañana y de por la noche, que no siempre cumplo, todo hay que decirlo, pero la verdad es que en poco tiempo sí que he notado mejoría. Esperemos que también se note para el gran día.

Y por el momento parece que vamos al día y a tiempo de todo.
Siguiente recuento de tareas pendientes, a dos meses de la boda.











miércoles, 4 de abril de 2012

A ponerme ciega a compras en NY!

Qué notición! Si ya tenía yo pensado comprar compulsivamente (Mr. Argu dice que ni llevemos maleta, que ya lo compramos todo allí, aunque no me imagino pasando por el control con las manos en los bolsillos...), y ahora resulta que en el estado de  NY, para incentivar el consumo van a suprimir el impuesto en prendas de vestir y zapatos a partir de cierto importe. Lo mismito que aquí, vamos, que no nos han vuelto a subir el IVA de milagro y ver la tele mete tanto miedo que casi te sientes culpable si gastas dinero dándote un caprichito.
Aquí os dejo el link en el que lo dice, y ya se sabe que si lo dice Internet... va a misa.

http://www.elmundo.es/yodona/2012/04/04/actualidad/1333535363.html

Confesiones a 100 días de la boda

La gente me pregunta si estoy nerviosa. Yo siempre respondo que no. Y es la verdad. Al menos es la verdad de día.

Paso el día trabajando, pensando cosas que puedan mejorar toda la planificación de la boda, viendo revistas y webs de tiendas online con ropa que me compraría, viendo y re-viendo las páginas web de los hoteles a los que nos iremos de luna de miel, poniendo al día el excel que me hice con todos los invitados (señalando aquellos que faltan por entregar invitación, los que ya la tienen, los que han confirmado, los que no van a venir...), pero eso sí, muy tranquila.

Yo sé lo que es el estrés, lo viví durante mucho tiempo cuando organizaba eventos, y hubo épocas en las que se me tensaban los tendones del cuelo de manera que me dolía horrores. Me despertaba en plena noche acordándome de algo que no había hecho y que tenía que hacer. Y lo curioso es que ahora hasta lo hecho de menos, porque hay nervios siempre e incertidumbre de si todo saldrá bien, pero cuando todo sale bien... ay! eso sí que es orgullo y satisfacción y no lo que sienten los Borbones.

De toda la vida cuando me iba a dormir y estaba en ese duermevela que sí que no, era cuando se me ocurrían las mejores ideas.

Y he ahí mi problema, cuando llega la noche. Me acuesto cansada, con sueño, pero es tumbarme en la cama y mi mente se activa: las alianzas, los vestidos de los peques, el photocall, el peinado aguantará todo el día?, el ramo con qué colores quedaría mejor, la sala de la ceremonia, qué música ponemos, ay, Dios mío, el baile, que no sabemos bailar... Y así se me pasa el tiempo, metidita en la cama y mirando las musarañas.

Aparte de lo muchísimo que me muevo por la noche, que doy mil vueltas. Afortunadamente, Mr. Argu es cerrar los ojos y quedarse inconsciente. Bueno, afortunadamente, y desafortunadamente a veces, porque alguna noche me acuerdo de algo que le tengo que preguntar y ahí está él, en trance, rechinando los dientes, y si cambia de postura es para decirme que me quiere. Porque eso sí, estará dormido, pero me dice que me quiere aun estando en fase REM.

Me he comprado una cajita de valerianas. Pero la chica que me las vendió me dijo que su efecto era acumulativo. Vamos, que no me esperase que fuera tomarme una y quedarme frita. Que tenía que tomarlas durante varios días para empezar a notar sus efectos, lo cual es fatal para mi impaciencia y mi manía de esperar resultados inmediatos. Por cierto, sabéis que la valeriana huele a pies?

Dicen que el no dormir adelgaza. Pues... yo a este paso desaparezco. Que quedan 100 días, señores!!!

Probando el menú de la boda

Hace días que no escribo. Mr. Argu me preguntaba si me había quedado sin ideas. Yo respondí que quería escribir sólo cuando realmente me apeteciera, y cuando tuviera algo que contar.
La semana en Asturias fue increíble, realmente volvimos con las pilas cargadas, aunque no os voy a engañar, trabajar sólo 3 días esta semana se agradece, aunque nos vayamos a quedar en Madrid.

El martes pasado hicimos la prueba del menú. Probamos cantidad de platos, que no nos pusieron nada fácil la elección, porque eran a cada cual más espectacularmente sabroso, y además, en Asturias son taaan exagerados con las cantidades, que desde aquí puedo apostar la sudadera del flamante Abercrombie de la 5th Avenue que me pienso comprar en Nueva York que nadie, es más, NADIE se quedará con hambre.

La prueba fue además muy divertida. Hice una especie de cuestionario en el que figuraba cada plato que probamos, y en el que fui apuntando por cuál se iba decidiendo cada uno, porque había que decidir, claro, no podíamos quedarnos con todo. Eso sólo sería posible si Falete fuera invitado a nuestra boda. Falete y toda su familia en realidad.

Lo que no pudimos decidir ese mismo día fue el postre, porque no indicamos nada sobre nuestras preferencias,  y cuando llegamos allí nos plantaron varias opciones de milhojas, y no sé si lo sabéis pero ni Mr. Argu ni yo somos del club de fans del hojaldre precisamente. Así que tuvimos que esperar al día siguiente para conocer nuestro postre.

Tampoco probamos ni los pinchos del cóctel ni nada de la espicha de la noche, que se trata de una cena con comida típicamente asturiana, a la vez que informal, osea, picoteo otra vez.

Sí, sí, que después de la comida, viene la cena. Así que, AVISO IMPORTANTE a mis queridos invitados, id preparando omeprazol, almax, resalín, y todos los medicamentos que os vayan a ayudar a aguantar el tirón, que ya que venís a Asturias, habrá que ir al 100%, no?



martes, 27 de marzo de 2012

Proposiciones de matrimonio inolvidables

En principio tenía pensado hablaros un poco de los avances de esta semana, pero todavía quedan cosas por decidir y asimilar, así que prefiero dejar pasar al menos un par de días.
En lugar de eso os pongo aquí unos vídeos que a mí me parecieron la monda. A algunos ya os hice un resumen, pero aun así, lo mejor es verlos. Y mejor verlos en el ordenador, en grande, porque son largos y si vuestras conexiones desde el Movil son como la mía os vais a tirar de los pelos.

El primero gustará a chicos y a chicas por igual, tiene sus toques de humor, y aunque el diálogo es en inglés, la esencia se entiende perfectamente, así que no os asustéis y seguid viéndolo hasta el final.

Os diré que Mr. Argu lo vio y creo que le dio un poco de envidia, porque el pobrecito no sabía ni qué decirme.

Y la siguiente, quizá es un poco larga, pero tiene su gracia. Los chicos se cansarán enseguida y les parecerá una horterada americana más, pero... a mí me moló mogollón, y como soy de lágrima fácil pues hasta me emocionó un poco. Qué le voy a hacer, así soy yo, que lo mismo lloro viendo un ratito de Tú si que vales que viendo el puñetero telediario.


Por favor, animaos a hacer comentarios y decirme qué os han parecido, que os veo tímidos en el tema de los comentarios y me hace ilusión!

lunes, 26 de marzo de 2012

Trámites administrativos... en Asturias mucho más fácil

Día 1 liquidado. Deciros que aquí es todo muy sencillo. De hecho me he sentido un poco absurda por las preguntas que hacía, porque aquí no hay tanta formalidad como pueda haber en Las Rozas por ejemplo. 
Vamos, que ya nos han dicho que lo más normal es que nos case el alcalde, si es que no está de vacaciones en esa fecha, y que para decorarlo lo hagamos a nuestro gusto, simplemente que avisemos la misma semana de la boda.
Por ejemplo podríamos decorar la barandilla de subida al salón:

Y en caso de necesitar un permiso especial para parar el coche delante del ayuntamiento, pues que se habla con la policía y listo. Pero vamos, que no parece que vayamos a tener ni pizca de problemas.
Me pregunto si nos dejarán asomarnos al balcón para hacernos un foto chula.


Y lo cierto es que parece que todo es tan fácil porque aquí lo normal es que la gente no se case por lo civil, sino por la iglesia, y si puede ser en Covadonga mejor que mejor; y es que la Santina es mucha Santina...

Preparándolo todo ya en Asturias

Llevamos ya un par de días aquí (llegamos el sábado), y es impresionante lo muchísimo que nos cargamos de energía estando aquí, sobre todo con el tiempazo que nos está haciendo.
Además el sábado pudimos compartirlo con amigos, y eso siempre es agradable, porque aunque nos encanta estar aquí los dos solos,  nos pasamos el día echando de menos a gente, y pensando en lo mucho que os gustaría estar aquí.
Aunque llegamos a mediodía, el día dio mucho de sí: comimos en Cangas, con sidra, con el consiguiente subidón que me da siempre... y luego fuimos a ver atardecer desde la Playa de Vega, un sitio precioso, de esos en los que uno podría declararse... si es que no te has dejado el anillo...
Estamos muy contentos porque tiene toda la pinta de que va a hacer tan bueno toda la semana, vamos, que el año pasado estuvimos aquí en Julio y creo que hacía más frío.
Y el domingo me levanté con energía y fuimos paseando desde casa hasta Cangas (3km de ida y 3km de vuelta) acompañados de los perros que iban encantados (aunque buscando permanentemente la sombra) e investigando cada nuevo ser que se encontraban a su paso (lagartijas, culebrillas e insectos varios).
Aunque llevábamos la compra hecha para hacer la comida no nos pudimos resistir a comer en un merendero de los que lleva toda la vida a los pies del Puente Romano de Cangas. Lo mejor... el postre. Fan como soy de la tarta de queso puedo decir que estaba deliciosa, y el arroz con leche de Mr. Argu no tenía nada que envidiarle.


Esto es vida!!!
El planning de la semana es el siguiente:
Lunes: Ir al ayuntamiento, ver el Salón de Plenos donde se hará la ceremonia, saber quién la oficiará, hacer el traslado de expediente... Y encontrar una floristería que me haga el ramo tal como lo tengo en mi cabeza y que me es tan difícil de explicar.
Martes: Hablar con la gerente de la finca y hacer la prueba del menú
Miércoles: Hacer la prueba de maquillaje y de peinado
Jueves: Quedar con el fotógrafo y decidir la localización de las fotos y conocernos un poco, que siempre viene bien para no estar tan cortados 
Así que sabiendo esto, ya puedo planificar todos los posts de la semana, contando nuestros avances.
Besos desde el Paraíso

viernes, 23 de marzo de 2012

Buscando modelito

Este fin de semana estuve de compras con mis hermanas "pequeñas", y pongo pequeñas entre comillas porque las jodías me sacan 2 cabezas y 5 números de pie.
Una tiene 13 años, y está en esa edad complicada en la que ya no puede comprar en la sección de niñas, y la ropa de la sección de mayores es demasiado seria, y más cuando hablamos de vestidos festivos.
Además, la pobre se enteró de que queremos que los niños vayan disfrazados a la boda, y pensaba que ella también tendría que disfrazarse. Lo que os digo: ni niña ni mujer. Un lío.
Afortunadamente, después de varios intentos, encontramos una muy buena opción, con la que además ella se encontraba muy a gusto. Se probó unos 4 vestidos, y fue cuando se puso el definitivo cuando sonrió y dijo: me gusta mucho.
Así que ya sólo falta encontrarle unas sandalias a juego y estará divina.

En cuanto a mi otra hermana, tiene 18 años casi, casi (faltan menos de 2 meses para que pueda votar, ponerse ciega de copas y comprar tabaco... algo me dice que salvo lo primero, el resto de cosas no serán novedades en su vida...). Tampoco es una edad fácil, ya no porque no encuentre cosas, sino porque está aun definiendo su estilo, su personalidad, y no es una chica a la que le guste especialmente llamar la atención, es más bien discreta.
Pues bien, vimos un vestido que le gustó, pero no había su talla en el color que le gustaba, que dicho sea de paso, era de color blanco. Blanco, sí, cosa que al principio me chocó, porque siempre he oído que no se debe ir de blanco si eres invitada a una boda. Pero... acaso no recordamos todos (menos los chicos, que para la ropa tienen memoria de pez), cómo Pippa (la hermana de Kate Middleton) fue de blanco a la boda de su hermana? Y bien guapa. 
Y bueno, ni yo soy aspirante a reina ni mi hermana se parece a Pippa, pero elija lo que elija me parecerá perfecto.

Este fin de semana ponemos rumbo a tierras asturianas, a hacer pruebas de peinado, de maquillaje, de menú... a conocer al fotógrafo, solucionar mil dudas... Así que os escribiré desde allí y os mantendré puntualmente informados, si es que el wi fi del Parador de Cangas nos sigue dando servicio... Crucemos los dedos.

jueves, 22 de marzo de 2012

Queréis ir guapas a la boda???

No sé si lo he comentado por aquí, pero nuestra boda será de mañana. Bueno, tal como son las bodas en Asturias, comienza por la mañana y... a saber a qué hora termina. Probablemente cuando ya no haya más alcohol.
Últimamente se hace mucho hincapié en temas protocolarios como que si la boda es de mañana, entonces las invitadas han de ir de corto. Y esto ya depende de cada una, pero además de ir de corto, se puede llevar una pamela o un tocado, que ahora están tan de moda.
Hará un año y medio asistí a una boda en la que muchísimas de las invitadas llevaban un tocado, yo entre ellas.
Sé que los tocados son carisísimos, pero no fue mi caso, porque tengo una amiga requeteapañada con unas manitas de oro que se encargó de hacerme el mío. Hablamos de lo que quería, de los colores, los posibles detalles.. et voilá!

Pensé en poneros una foto del tocado solo, pero lo tengo tan destrozaíto, porque le he sacado tanto partido, que no le haría justicia. Así que mejor verlo en situación, aunque me cueste algo de vergüencilla.
Si alguien está interesada, que me lo diga, y os pongo en contacto con mi amiga Tamara. Algunos ya pudisteis conocerla el viernes pasado, es aquella chica alta y un poco zumbada que no paraba de hablar. Bromas aparte, es una tía supercreativa, y a lo mejor os echa una mano en lo que necesitáis.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Novedades en el blog

Buenos días!
El otro día tuve un poquito más de tiempo y estuve investigando entre las opciones para editar el blog, ponerlo más bonito, añadir secciones... 
Como voy poco a poco, aprendiendo sobre la marcha, he añadido sólo 2 pequeños cambios:

1. Veréis que en la cabecera aparece ahora una barra blanca horizontal y un botón que pone "submit". Esto es para que, si queréis, pongáis ahí vuestra dirección de e-mail, de manera que cada vez que yo publique, os llegue un e-mail con el contenido del post. Esto es experimental, así que me ayudaréis si probáis, para ver si funciona bien el invento. 
Además, así no tendréis que consultar la página ni Facebook para ver si ese día tengo algo que contar.

2. En el lateral derecho del blog he añadido la sección Mis blogs y webs de cabecera. Son páginas que visito a diario y que a mí me resultan interesantes. Habrá días en los que traten temas que interesan a chicos y chicas por igual, y otros que... sólo son aptos para chicas y vosotros no querréis ni terminar de leer el título.
Imagino que mi blog no es el único que leéis, y que conoceréis muchas páginas molonas del ciberespacio, así que, por qué no aprovecháis y hacéis comentarios haciendo recomendaciones?

A lo mejor me voy enterando de más cosillas que puedo incluir y de aquí a la boda el blog está cargado de información y detalles. O a lo mejor me quedo trabada en la informática y en tanto vocabulario que para mí parece estar en clave, pero lo importante de un blog es el contenido, no?

martes, 20 de marzo de 2012

A quién enseñarle el vestido de novia antes de tiempo

Cuando por fin decidí cuál era mi vestido, me propuse enseñárselo a cuanta menos gente mejor. Pero a medida que pasa el tiempo, y eso es lo malo de hacerlo con tanto tiempo, tengo ganas de enseñárselo a más y más gente.

- Al principio sólo lo vieron mi madre y mis dos mejores amigas.
- Luego le enseñé la foto a mi hermana mayor.
- Luego a 2 compañeras del trabajo que tenía entonces.
- Luego a las compañeras de trabajo que tenía en ese momento, total, ellas no iban a ir, y sabía que no se lo iban a comentar a nadie.
- Luego se lo enseñé a mi hermana pequeña, porque pensé que le haría ilusión.
- También se lo enseñé a mi cuñada, porque iba a acompañar a Mr. Argu a mirar su traje y quería que se hiciese a una idea, para que no fuera ni muy arreglado ni demasiado informal, sino acorde al vestido.
- También se lo enseñé a una prima de Mr. Argu, que estudia diseño y... bueno, pedí su opinión profesional, claro.
- También lo vió una excompañera de trabajo. Y luego otra excompañera de trabajo.
- Y un día de borrachera también se lo enseñé a la novia de un amigo, porque... pues porque estaba pedo y el cuerpo me pedía compartir lo bonito que es mi vestido.

¿Son demasiadas personas? Pues sí. Pero sé que sabrán guardar mi secreto. O eso espero, claro.

viernes, 16 de marzo de 2012

La felicidad del que no tiene vergüenza

Lo que os voy a contar hoy nada tiene que ver con bodas, vestidos o invitaciones, pero me parece algo estupendo para compartir hoy viernes, principio de este fabuloso puente que San José nos brinda.
Todas las mañanas me cruzo en el metro con la misma chica. Ella va escuchando música con auriculares y cantando a voz en grito sea lo que sea que esté escuchando. Parece tan feliz que siempre que me la cruzo hace que sonría, da igual que sean las 9 de la mañana, que sea lunes o que llegue tarde, me contagia su alegría. Ella tiene síndrome de Down, y esto hace que carezca de vergüenza, pero quién no ha cantado en su casa (no necesariamente en la ducha) a voz en grito? Quién no ha cantado en su coche aprovechando que nadie le oye?
Y es que un atasco es menos atasco si tienes buena música y buena compañía.
Yo sin ir más lejos, si escucho Eminem en el iPod acabo irremediablemente caminando con cierto aire macarrilla.
Es viernes, chic@s! Disfrutad lo que podáis, cantad en la ducha, bailad por casa y sobre todo sonreíd, que la vida son dos días y los pequeños detalles son esos que dibujan una sonrisa en nuestras caras.
Feliz puente!

jueves, 15 de marzo de 2012

Imborrables recuerdos de la Luna de Miel

Ayer una amiga me contó que estando de vacaciones se había encontrado una cámara de fotos increíble, con innumerables funciones, entre ellas un "modo belleza", que aseguraba eliminar defectos y sacarte guapísimo. Vamos, que le haces una foto a Belén Esteban y en la foto sale Giselle Bundchen.
Me contó también, al hilo de la conversación, porque la cámara iba con tarjeta de memoria en la que había fotos de su antiguo propietario, algo que le habían comentado.
Al parecer una pareja, antes de irse de luna de miel, la primera foto que hicieron con su súper cámara fue a un cartel en el que ponía:
Si has encontrado esta cámara es que la he perdido o me la han robado. La cámara la doy por perdida, pero las fotos son un recuerdo de mi Luna de Miel y me gustaría recuperarlo. Por favor, envíame la tarjeta de memoria a la siguiente dirección...
No os parece una idea genial? Cuando yo me fui de Interrail, que anda que no ha llovido desde entonces, llevaba como 3 carretes guardados en una funda de gafas, que me robaron mientras dormía a la intemperie en un ferry Patras - Bari. Perdí todas las fotos que había hecho en Roma, Florencia, Venecia... Menudo disgusto! Y el ladronzuelo ni siquiera llegaría a ver mis fotos porque no creo que fuera eso lo que buscaba, la verdad, así que mis carretes acabarían en una papelera. Aunque por si acaso os digo que si véis circulando por ahí unas fotos mías con 10 años menos y casi 6 kilos menos también (con 44 kilillos me quedé, fue un verano muy duro), y posando junto al Vaticano, pues... me lo decís.
Bueno, lo dicho, que yo para mi luna de miel voy a hacer lo mismo, porque cualquiera se arriesga.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Seguimos con la cuenta atrás... 4 meses

Faltan 4 meses. Y en las revistas que me compré no pone como tarea a realizar llegados a este punto más que enviar las invitaciones. Como ya os comenté días atrás, nosotros estamos justo de lleno en esa tarea, y como tareas pendientes que ya teníamos que haber hecho... a ver, voy a repasar...
- Escoger accesorios (joyas etc), yo creo que cualquier día de estos hablo con mi madre y mi suegra y asalto sus joyeros, a ver qué me pueden ofrecer. Aparte de mi esperada alianza, de la cual no he vuelto a tener noticias. A ver si me llaman pronto para decirme que puedo ir a recogerla. Lo que tendremos que hacer también será grabar la inscripción. Por lo visto lo típico es poner el nombre del otro y la fecha.
- Decidir quiénes serán los testigos. La última semana de marzo ya es definitivo que vamos a Asturias, así que nos enteraremos de cuántos testigos tenemos que tener y haremos nuestro casting de testigos...
- Escoger maquillador y peluquero. Espero encontrar una buena opción para esto en Cangas de Onís y que no me encuentre sólo peluquerías de señoronas de esas que van cada semana a hacerse el cardado.
- Empezar con tratamientos de belleza. Precisamente el otro día me pillé un cupón de estos de Groupon o similar que incluye limpieza de cutis y mierdas de esas que yo no me he hecho en mi vida. Intentaré hacérmelo antes de ir a Asturias para que la maquilladora no me diga que mi piel da pena, como hacen siempre los peluqueros, que vas para aumentar tu autoestima y los muy cabrones, encima de cortarte más de lo que les pides te empiezan a contar tus miserias: tienes el pelo graso, las puntas abiertas, tienes caspa, qué color más triste, te daría unas mechas, hazte unas capas para darle movimiento, etc. O yo soy a la única que le tocan los ovarios con estas cosillas?
- Contactar con la persona que oficiará la ceremonia. Pues el otro día me estuve informando y en el Ayuntamiento de Cangas sólo hay concejales del PP o del PSOE, y ninguno que yo conozca, con lo cual, lo mismo me da que me da lo mismo. Con que se limite al guión que le demos sin improvisar un discursito propio me vale.
Y por lo demás, estamos en fechas de todas las tareas. No, si al final Mr. Argu va a tener razón, claro que... de no ser por mí, lo mismo no teníamos hecho ni el 50%.
El próximo recuento de tareas será cuando queden 3 meses, pero visto lo visto, somos de lo más apañados y seguro que los 3 meses no nos pillan desprevenidos.

lunes, 12 de marzo de 2012

Ya 70 lectores!!! Yo flipo

Una de las opciones que tienes cuando escribes un blog es ver las estadísticas, es decir, ver cuántas personas leen cada post que escribes, y desde dónde lo leen.
Por ejemplo, la mayoría leéis desde windows, y la mayoría a través de google chrome. Y a una considerable distancia estarían los que leen el blog desde Android o iPhone.
No sé a vosotros, pero a mí me resultan curiosos estos datos.
El post más leído es Por qué en Asturias?Para Mr. Argu, y puedo decir que este dato me hace sentir especialmente orgullosa, porque creo que es la entrada en la que más me he esmerado, y la que me resulta más bonita.
¿Y a vosotros? Os ha gustado alguna en especial? Por cierto, si los comentarios los hacéis en Facebook no tengo manera de guardarlos, pero si los hacéis por aquí, me llega un email y así puedo conservarlos.
Que tengáis un buen Martes y 13.

La difícil tarea de entregar las invitaciones

La semana pasada empezamos a entregar invitaciones. La acogida ha sido muy buena, y las palabras más repetidas son "qué original".
Os diré que no es fácil eso de ponerte de acuerdo con todo el mundo, si es que quieres entregarlas en mano, que es de lo que yo soy más partidaria. En Asturias además eso es lo más común, que las entregues en mano, y así tienes la excusa para ver a todas esas personas que son importantes para ti.
Tengo un estupendo documento excel en el que tengo a todos los invitados, agrupados por categorías (familia novio, amigos novia...), y a su vez ordenados indicando cómo se las vamos a entregar, por ejemplo quedar con todos a la vez, enviar por correo, entregar en nuestro próximo viaje a Asturias...
Y luego siempre están esas personas con las que mantienes el contacto, por mail, whatsup o teléfono, pero que parece casi imposible quedar...
Y yo detrás de Mr. Argu, "hay que decir qué día quedas con estos, o qué día quedamos con los otros". Vamos, que nuestra agenda social está de lo más apretadita.
A mediados de esta semana quedarán sólo 4 meses... qué nerviosssss!

jueves, 1 de marzo de 2012

La que pudo ser nuestra invitación

Durante los 3 meses que me pasé "en el exilio", aburrida en una oficina sin trabajo, sin compañeros y un tanto amargada, encontré una opción de invitación que me pareció de lo más divertida, y muy relacionada con mi trabajo:
Una invitación con formato tarjeta de embarque A puntito estuvimos de imprimir todas las tarjetas, pero de pronto empecé a pensar que eso era algo que tenía mucho más que ver conmigo que con Mr. Argu, y al fin y al cabo la boda es de los dos, y aunque muchos de los preparativos los he ido haciendo yo, siempre he pedido su opinión, ya que considero importante que la boda en general esté impregnada de la esencia de ambos. Por otro lado, ahora, teniendo las que son nuestras invitaciones definitivas, me alegro infinitamente de lo que elegimos, y espero que vosotros también.

Ideas para nuestro viaje a NY

Seguro que muchos de los que leéis esto ya conocéis NY, pero incluso para los que ya habéis estado, seguro que tenéis ganas de volver.
Pues os recomiendo, como no, un blog que es maravilloso, es en español, y lo escribe una chica de manera absolutamente desinteresada, y publica TODOS LOS DÍAS!
Es tal su amor por la Gran Manzana que quiere compartir con el mundo su visión de la ciudad, noticias, consejos, fotos...
Para mí, toda una maravilla que nos va a facilitar mucho nuestro viaje.
Incluso si no planeáis un viaje próximamente, a modo de curiosidad también está chulo.
Bueno, ya me diréis:
http://www.la5thconbleeckerst.com/

Concurso de fotografía

Estoy pensando en un concurso de fotografía. Pero para no dar pistas antes de tiempo sólo os diré que los invitados tienen que llevar sus cámaras de fotos o móvil con cámara, y será el mismo día de la boda cuando conozcan las bases del concurso.
Lo único que puedo adelantar es que será una especie de gymkana, y que os daremos una lista de fotografías que tendréis que hacer.
Entre los que consigan hacer todas las fotos escogeremos el que nos parezca mejor fotógrafo, y le traeremos un regalito de nuestra Luna de Miel. Por supuesto el ganador no lo diremos hasta nuestro regreso, que será cuando nos podamos poner a valorar vuestro talento.
Mola, no?

lunes, 27 de febrero de 2012

Por qué en Asturias? Para nosotros

Varios son los viajes que hemos hecho juntos a Asturias. El primero, si no me equivoco, se fraguó antes de un concierto de El Canto Del Loco. Mr. Argu y yo nos estábamos dando una "tregua" de esas en las que decíamos que teníamos que ser sólo amigos y estábamos todos tomando algo en un bar cercano a la Plaza de las Ventas. El caso es que las cervezas como siempre ayudan a tomar decisiones, y nos pareció genial ir el siguiente fin de semana a Asturias, a casa de mi abuelo, que por aquel entonces vivía ya con mi tía, con lo que la casa era para nosotros.
Y allá que fuimos: una pareja, un amigo que estrenaba soltería y andaba algo depre, Mr. Argu y yo.
Lo que empezó como un viaje lleno de dudas para mí, acabó siendo el momento en el que Mr. Argu aclaró todas las suyas, y el comienzo de nuestra verdadera historia como pareja.
A partir de entonces hemos ido muchas veces más, en Semana Santa pasando un frío pelón y viendo los lagos de Covadonga nevados (inolvidable aquellos momentos: cuando la zapatilla se me quedó en la nieve y se llenó del barro que había debajo, cuando por el disgusto de la zapatilla iba cabizbaja y me choqué contra un poste... en fin, ese no fue mi viaje :-S
En verano, disfrutando de la playa de Vega, de baños en el río, de paseos con los perros, de tardes de "sidreo", de aquella vez que me cayó un ratón del techo, de las fiestas "de prao"...
Y el día de nuestra boda pasará a ser otro recuerdo más con Asturias de fondo, y vaya fondo!